ACS

Cuando hablamos de sistemas de ACS pensamos en sistemas sencillos de producción de agua caliente, de los que todos nosotros disfrutamos en nuestros hogares.

Pero hablar de estos sistemas en industria es, por norma general, hablar de algo completamente distinto.

Podemos pensar en la complejidad de un sistema de producción de ACS para un gran hotel. Grandes producciones, largas distancias en tuberías, legionela, dilataciones, y un sinfín de parámetros a tener muy en cuenta a la hora de diseñar la instalación. También podemos hablar de ACS en procesos industriales, quizá con temperaturas elevadas que no permiten ni un mínimo desvío de la consignada.

Nuestra experiencia hace que, todo esto que puede llegar a ser muy complejo, se simplifique. Os daremos la mejor opción y os justificaremos el porqué de nuestra elección.